Cooperativas agrarias procuran crecer para enfrentar mejor la adversidad

URUGUAY  – En comparación con la crisis de 2002, no tienen deudas y quieren crecer en productores y área de producción. 

El sistema cooperativo agropecuario está fortalecido y mejor posicionado que en la crisis de 2002, pero necesita encarar una política más agresiva de gestión captando más productores y mayor área de producción para mantener –a pesar de la baja de precios– la actividad económica y empresarial.

Estos conceptos fueron destacados a El Observador por el presidente de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Daniel Vago, luego de cumplirse una actividad que contó con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y que tuvo como objetivo analizar cómo las cooperativas enfrentan la coyuntura desfavorable en el corto y mediano plazo.

A la actividad, que se realizó en un sistema de taller y tuvo lugar en el Edificio Mercosur el 15 de julio pasado, le seguirán otras dos a cumplirse en los próximos meses.

Vago resaltó el aporte del consultor extranjero Marcelo Nuñez, de IICA, sobre los riesgos que se enfrentan en materia climática y de precios, así como también la inquietud que trasmitió la dirigencia cooperativa sobre la incertidumbre que se presenta.

“En el mundo no hay otra actividad de tanto riesgo como la agropecuaria, que trabaja con animales y plantas, lo que hace aumentar los riesgos para esta actividad y, como consecuencia, es más dificultoso obtener seguros para estos rubros”.

La jornada “cómo se puede mitigar un escenario como el actual, donde medio país está en emergencia agropecuaria, los precios agrícolas se han derrumbado y los precios de la lechería son alarmantes (por lo bajos), lo que genera un escenario de incertidumbre”, sostuvo Vago.

En la actividad se buscó que la dirigencia pudiera nivelar información para encarar las futuras estrategias y se concluyó que “el sistema cooperativo se ha consolidado, está saneado y ha pagado sus deudas en esta década. Es claro que es muy diferente al sistema cooperativo de 2002. Está con fortalezas y capacidades para seguir trabajando”.

La segunda conclusión refirió a que las sociedades de fomento tienen 100 años y las cooperativas tienen más de 50 años en promedio y que por lo tanto han atravesado períodos buenos y malos. “Estos últimos han sido los más, de los cuales el sistema ha aprendido. Además estas instituciones son las que quedan para seguir con sus actividades frente a otro tipo de empresas no cooperativas, como se está demostrando en esta coyuntura”, dijo Vago.

Las cooperativas tiene “un papel protagónico porque son las empresas que se van a quedar en el país y esto las obliga a tener un compromiso distinto y de largo plazo. Las multinacionales se pueden ir, porque tienen valores diferentes y sus inversiones provienen –por ejemplo– de fondos de pensiones, donde lo que les importa es el negocio. Pero nosotros vamos a seguir con nuestros campos, nuestras vacas y nuestras sembradoras, porque estamos más atados al lugar donde producimos”, explicó el dirigente.

Twitear

Un aspecto importante que se remarcó es “mantener el nivel de actividad porque frente a un escenario donde bajan los precios de la soja, del trigo, del maíz o de la leche, se reduce la facturación de las cooperativas que obtienen sus ingresos a través de un porcentaje de la comercialización de los productos y venta de los insumos”.

El titular de CAF entendió que para revertir esta situación “es necesario salir con una política más agresiva, sabiendo que el sistema cooperativo se siente más cómodo que otros actores en los tiempos complicados. Hay que buscar más productores para crecer en área de producción y así poder mantener el nivel de actividades. De esta forma se podrá mantener en el sistema no solo a los productores, sino también a los trabajadores de las distintas cooperativas y sociedades de fomento rural, lo que permitirá también no desmantelar un tambo o un sistema de producción agrícola”.

Reseña de algunas fortalezas

lll Si se tiene en cuenta que hay empresas multinacionales y nacionales con tendencia a achicar sus negocios agrícolas en el país, para la ganadería se presenta una chance interesante, sostuvo el presidente de CAF, Juan Daniel Vago. Señaló que las cooperativas son agrícolas, ganaderas, lecheras y hortifrutícolas, por lo que tienen la oportunidad de “juntar puntas” y coordinar actividades entre productores, y así intentar impulsar una más amplia gestión cooperativa. El dirigente resaltó que mientras antes estas instituciones salían a competir, ahora están dispuestas a trabajar en forma horizontal. Agregó que “hay un sinceramiento, una disposición a encarar acciones en conjunto, generando un ámbito de discusión y de confianza, y como resultado vienen los negocios en conjunto”. “Así las cooperativas bregan por retener productores en el campo”, concluyó Vago.

FUENTE: HUGO OCAMPO – EL OBSERVADOR

Tags:

Comments are closed.

Contactenos