Las gremiales rurales fustigaron el aumento de combustibles

URUGUAY  –  Para la ARU es un ajuste fiscal encubierto; la Federación Rural opinó que es “inoportuno”  –

Las gremiales agropecuarias consideraron que la suba del precio del combustible escapa a toda lógica, representa un ajuste fiscal encubierto, es inapropiado porque afecta su competitividad e inoportuno porque ocurre en momentos en que medio país está en emergencia agropecuaria.

Se trata de una muy mala noticia no solo para las cadenas productivas, sino para la población en su conjunto, porque esta medida escapa a “todo análisis lógico”, destacó a El Observador el presidente de la la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Ricardo Reilly.

Entendió que el sector está en un escenario desfavorable y que lo lógico sería que las bajas del crudo a nivel internacional fueran trasladadas a la población y a la producción en particular, porque “evidentemente estamos yendo a contramano de lo que sucede en el mundo con respecto a la adecuación de las tarifas públicas a lo que es el mercado internacional”.

En este caso se trata de “un ajuste fiscal encubierto que lo que busca es tapar una situación deficitaria de una empresa estatal de carácter monopólico como es Ancap, “que ahora lo pagará el país en su conjunto”, sostuvo el dirigente.

Reilly opinó que la caída de precios del crudo tiene un doble efecto; por un lado en los países productores de petróleo les produce una pérdida del poder adquisitivo como es el caso de Rusia y Venezuela lo cual impacta de forma directa en su demanda por carne y lácteos que es precisamente lo que exporta Uruguay.

Por otro lado dijo que Uruguay que tiene uno de los combustibles “más caros de la región y del mundo los uruguayos no vemos trasladadas las bajas de precio del crudo y de los hidrocarburos a nivel internacional al precio de los combustibles de este país”.

Reilly comentó que repercute en mayores costos de exportación de una producción que ya viene con costos muy altos. Recordó que también hay que tener en cuenta el subsidio al boleto del transporte capitalino que hacen los sectores productivos que representa US$ 130 millones anuales, que “entendemos que en algún momento tendrá que ser reconsiderado porque estamos con una estructura de costos que es cada vez más insostenible”.

Medida inapropiada

Por otra parte la Federación Rural consideró que un aumento del precio del combustible, sin medidas paralelas, que reduzcan su impacto negativo en el sector trabajador y productivo, es inapropiado porque afectaría negativamente a la competitividad del país, en un momento que los precios internacionales de sus principales productos exportables han caído bruscamente. Y es inoportuno porque el país productivo está enfrentando una severa sequía por la cual se han declarado en emergencia a nueve departamentos, señala la gremial a través de un comunicado.

Por otra parte, señala que seguir cargando al precio de los combustibles las necesidades fiscales, no solo castiga al sector trabajador y productivo en un momento que necesita apoyo para mantenerse generando recursos genuinos, sino que se corre el riesgo de incorporar definitivamente ineficiencias a los gastos del Estado.

Agrega que tampoco se dan las circunstancias que justifiquen un nuevo aumento, y no debemos olvidarnos que los uruguayos no pudimos gozar de los beneficios de la sustantiva rebaja del precio del petróleo ocurrida a mediados del 2014.

“Creemos que llegó la hora, de considerar si es necesario continuar manteniendo una empresa monopólica a un costo inmedible, que no solo repercute en el elevado valor del combustible que utilizamos para trabajar, sino que en algún momento, los uruguayos tendremos que hacernos cargo de todas las deudas generadas por la mala administración del Estado y que ya suman más de 2.000 millones de dólares”, sostiene la FR.

La germial afirma que “es el momento de terminar con estos centros de poder que son utilizados para beneficiar a unos pocos en perjuicio de la mayoría de los uruguayos. Un país que maneja combustibles caros, condena a su población a padecer un mayor costo de vida”.

FUENTE:  HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags:

Comments are closed.

Contactenos