Canciller uruguayo reconoció dificultad por barreras arancelarias

El canciller Rodolfo Nin Novoa reconoció ayer que, si bien Uruguay accede a muchos mercados, “no es cierto que lo haga con facilidad, dado que el 63 % de los productos ingresan a países donde la carga arancelaria es muy importante, “nos cuesta unos US$ 670 millones anuales”, graficó.

Por esto, es que el canciller dijo que el Gobierno trabaja para reducir este tipo de barreras. Según éste el desafío es analizar cómo se optimizan las exportaciones y acceso de productos y bienes. Por otra parte señaló que Uruguay debe trabajar también en la mejora de las barreras no arancelarias, en aspectos sanitarios y fitosanitarios, para facilitar el acceso de la producción local. “Es esencial para mejorar el comercio exterior”, dijo el canciller.

En ese sentido el canciller cuestionó el escenario actual que atraviesa el Mercosur. Si bien no dejó de reconocer la importancia que el bloque tiene para el país, ya sea por los tratados con terceros países, como la relevancia que toma para la colocación de productos uruguayos, Nin Novoa reflexionó, Uruguay, colocó el año pasado 28,9 % de sus exportaciones en el Mercosur, distribuidos en 18 % en Brasil, con predominio de bienes, 4,5 % en Venezuela, 4,4 % en Argentina, 1,5 % en Paraguay y el restante 0,5 % en Bolivia (en proceso de adhesión plena al bloque). “Todas estas ventas muestran una clara tendencia a la baja actualmente, ¿seguimos así o buscamos alternativas?”.

Según publica el portal de presidencia, en cuanto a las capacidades de inserción internacional, Nin Novoa asumió que “no hay gran interés” de las empresas transnacionales en abrir mercados en Uruguay, porque “no somos tan abiertos como creemos”, aseguró. “Nos cuesta abrirnos por un tema cultural y social, y caemos en contradicciones” cuando buscamos mercados, opinó.

Uruguay busca acercarse a China

“Los objetivos del Gobierno son lograr apertura comercial, a pesar de las dificultades internacionales, competitividad con valor agregado en las cadenas globales, diversificación de mercados, facilitación de comercio para bajar costos y mejora relativa de accesos”, sintetizó el ministro. “Nosotros tenemos 178 mercados abiertos, pero con muchas dificultades para llegar a muchos de ellos y solo lo hemos podido hacer pagando aranceles”, fundamentó.

Informó luego que el Gobierno de Tabaré Vázquez trabaja con la finalidad de captar mayores inversiones por parte de China, “donde juegan roles importantes tanto la parte política junto con la cercanía personal”, así como reforzar el comercio con países africanos y con la Unión Europa, además de mejorar la relación con Rusia.

Las declaraciones fueron brindadas en la mañana de ayer, en el marco del foro “Inserción internacional del Uruguay”, convocado por el estudio Posadas, Posadas & Vecino.

Fuente: Tardáguila Agromercados

Tags:

Comments are closed.

Contactenos