Combate a la garrapata variando los específicos

URUGUAY –  La enfermedad se incrementó y entre las soluciones destacan el tratamiento generacional  –

El problema sanitario de la garrapata, que se incrementó este año por razones climáticas, preocupa especialmente porque se ha extendido a los departamentos del este del país. En ese marco, se buscan soluciones y sobresalen las recomendaciones para efectuar lo que se denomina tratamientos generacionales.

Roque Almeida, delegado de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) ante la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal (Conahsa), destacó a El Observador Agropecuario que el problema es que se ha generalizado la resistencia de esta enfermedad parasitaria a determinados específicos.
Este año la presencia de garrapata en los rodeos ha sido importante por efecto del clima durante el verano-otoño, lo que ha determinado la preocupación de los productores a la hora de realizar los tratamientos y cuando deben de comercializar el ganado que debe estar libre del parásito, según un informe de la Dirección General de los Servicios Ganaderos. Por ejemplo, a junio pasado en Lavalleja había ocho predios interdictados y uno en Maldonado, a lo que se agregan dos en Florida, uno en Cerro Largo, uno en Tacuarembó y uno en Paysandú.

En ese marco y durante una reunión cumplida por la Conahsa en la ciudad de Artigas, las autoridades sanitarias efectuaron algunas recomendaciones en función de la resistencia que existen a algunos productos usados para baños, para tratamientos puron o inyectables, informó Almeida.
En esa oportunidad se planteó iniciar un tratamiento generacional de la garrapata a fines de julio o en la primera quincena de agosto con un específico y usarlo hasta noviembre, luego –a partir de diciembre– comenzar otro tratamiento con otro producto y luego a partir de febrero usar otro específico diferente.
El objetivo es abatir a la garrapata en el momento de aplicar el específico y a la siguiente generación de garrapata no tratarla con el mismo específico, sino con uno diferente, al igual que la tercera generación de garrapata debe ser eliminada con un específico diferente a los anteriores. Así se estará evitando la resistencia en las nuevas generaciones de garrapatas.
Almeida comentó que es una estrategia muy razonable desde el punto de vista del ciclo de la garrapata y admitió que es claro que el productor no la conoce suficientemente. Si bien se ha hecho alguna divulgación, todavía una buena difusión de este conocimiento. Agregó que a nivel de los técnicos ya se está implementando este tipo de tratamientos generacionales, porque ya hay una información a nivel de los servicios veterinarios oficiales y de la Sociedad de Medicina Veterinaria en ese sentido.
Almedia destacó que el objetivo de esta estrategia sanitaria es que la nueva generación de garrapata tenga un tratamiento diferente al que recibió la garrapata madre. Esta técnica, que ya se está aplicando en la zona de influencia de Paysandú y otros lugares, demuestra que resulta un enfoque eficaz, sostuvo Almeida.

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos