Si Venezuela sigue sin operar la carne de pollo tendrá otro destino

URUGUAY  –

Granja Tres Arroyos incrementó la producción para cumplir negocios –

Granja Tres Arroyos aumentó la incubación de pollos 20% para la producción con destino a Venezuela, pero en la medida que se demore la habilitación de esos negocios “será necesario redireccionar los envíos hacia otros mercados de exportación, destacó a El Observador el director de la empresa, Nicolás de Grazia. Tres Arroyos es la principal empresa exportadora.
El comienzo de los embarques está a la espera de que se ponga en marcha un fideicomiso, según lo acordado por los gobiernos de Uruguay y Venezuela, que quedaría operativo la semana próxima. Este trámite permitirá a su vez que Tres Arroyos pueda acceder al cobro de US$ 7,3 millones aproximadamente por concepto de embarques anteriores realizados al país caribeño hasta diciembre pasado.
La negociación entre los dos países que cancela una deuda de Uruguay por petróleo con Venezuela, incluye la colocación de varios productos alimenticios, que comprende además lácteos –ya comenzaron los embarques de leche en polvo–, quesos, arroz y soja.
Tres Arroyos deberá cumplir embarques por 9.000 toneladas hasta fin de año, lo que determinó que la empresa pusiera en marcha la incubación de pollos con vistas a su recría y posterior faena. Con ese motivo se incrementó 20% la producción, pero luego se moderó el proceso a la espera de la concreción definitiva del negocio, informó De Grazia.
Parte de esa producción de pollos estará lista para faena en las próximas semanas, pero si el negocio con Venezuela no está operativo será necesario redireccionarla a otros mercados, considerando que la plaza local “está muy abastecida”, dijo De Grazia.
Tres Arroyos, que es la única planta habilitada para exportar a Venezuela, ha estado operando también desde Uruguay a otros mercados, entre ellos países de Medio Oriente y de África, a la vez que la empresa espera que desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) se atienda la aspiración para ingresar al mercado de la Unión Europea, de mayores exigencias y más valor de los productos, dijo el industrial.
De Grazia agregó que desde hace unos siete años, cuando la empresa argentina se instaló en Uruguay, se han hecho diversas gestiones para ingresar al mercado europeo, pero “lamentablemente no han fructificado”.
La producción de pollitos requiere un plazo de 21 días, en tanto que su recría en los predios de los façoneros de pollos se extiende durante un período de 42 días, con lo cual el pollo a partir de su incubación queda pronto en un plazo de entre nueve y 10 semanas.

Preocupación por Venezuela

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Façoneros de Pollos Unidos, Daniel Pereira, expresó a El Observador la preocupación que existe en el sector porque el trabajo de los façoneros, que realizan el proceso de cría de pollos para la faena, “está muy deprimido”, ya que Venezuela, que es el principal destino, “no está operativo”. En general “el sector está complicado, si se tienen en cuenta además las dificultades que el contrabando desde Brasil le ocasiona al mercado interno”. l

Freno exportador y contrabando

Un grupo de más de 30 pequeños productores façoneros de pollos, que disponen de menos de cuatro hectáreas, se encuentra sin actividad desde enero pasado por la suspensión de embarques para Venezuela en diciembre pasado. A ello se suma la merma en el mercado interno por la competencia del pollo brasileño que ingresa de contrabando y la reimplantación del IVA al sector, afirmó con preocupación el dirigente Daniel Pereira.

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags:

Comments are closed.

Contactenos