Lactalis apuesta al mercado interno de lácteos

URUGUAY  – El grupo francés se trazó el objetivo de mejorar el precio a los tamberos –

Foto: Gentileza Lactalis

Foto: Gentileza Lactalis

La reanudación de la venta local de los lácteos Parmalat, activada por el grupo Lactalis en el marco de su apuesta a crecer en su participación en el mercado interno, permite avizorar una mejoría en el precio que reciben los productores que remiten leche a las plantas de Indulacsa en Salto y Cardona.

La novedad fue admitida a El Observador por Romeo Chocho –director general de Lactalis para Uruguay– en el lanzamiento de las marcas Parmalat, Président y Galbani, en la noche del martes en el Sofitel Casino Carrasco.

La empresa francesa Lactalis, con más de 80 años de gestión, entra en Uruguay tras haber adquirido al grupo mexicano Esmeralda, que era propietario de Indulacsa.

Además, adquirió la marca Parmalat, que en Uruguay era comercializada por Ecolat que, siendo parte del grupo peruano Gloria, la comercializó hasta que este año dejó de operar en el país.

Lactalis modificó la estrategia de Indulacsa –solo exportaba–, al apostar al mercado interno, jerarquizando el portafolio de productos con las mencionadas marcas que tendrán producción local y de otras que se importarán.

Chocho indicó que el mercado local “da regularidad y tiene niveles de precios más elevados que el internacional, lo que permitirá trasladar ese mejor nivel de precios a los productores”, quienes han estado expresando su malestar por el precio recibido, pues no alcanza para cubrir sus costos.

Explicó que la empresa paga en función de los mercados que atiende, que abonan precios acordes al escenario internacional y no los de “fuera de mercado”, aludiendo a los involucrados en los negocios con Venezuela en los que la empresa no participa. La diferencia va de US$ 2,50 a US$ 5,50 por kilo, precisó.

Sin ser Venezuela, el mercado que paga precios atractivos es el interno y en él hará foco Lactalis, para lo cual concretó una fuerte inversión en tecnología, estimada en US$ 1 millón.

“Vendemos a mercados donde no hay riesgos ni en el precio ni en la cobranza”, precisó Chocho.

Manejó que se informó que el 10% de la remisión de leche se traduce en lácteos que se exportan, aunque hay datos que indican que es el 3%, “un mercado muy chico y que fluctúa mucho; es mucho más sólido si se trabaja con producción para el mercado local”.

La presencia en el mercado local es del 0,05%, “pero apostamos a crecer con leches comunes, con leches especiales como la deslactosada que tanto nos piden, de primer crecimiento; con postres, flanes y yogures y quesería, y está previsto importar desde la región jugos con proteínas y quesos de Europa, como Camembert”.

La producción con dichas marcas se realizará bajos estrictas normas de calidad, generándose productos habilitados para su venta local y la exportación.

Pablo Asci, director general de Lactalis en el Cono Sur, informó que a las dos plantas remiten 400 productores, trabajan 380 personas y se procesan 600 mil litros mensuales con la expectativa de avanzar a un millón: “somos la segunda industria láctea del país”.

Chocho, tras destacar el valor que tiene para el productor que otra empresa participe con fuerza en el mercado local –además de Conaprole–, respondió que hoy no hay planes de invertir en otra industria local, aunque, a largo plazo, “pensando en la expansión que estamos teniendo en la región, daría para pensar que sí”.

La expansión de Lactalis –entre ellas la compra de Parmalat y US$ 1.000 millones invertidos en Brasil– demuestra que “el grupo entiende que el negocio lácteo se va a desarrollar”, dijo.

Un gigante

Lactalis factura US$ 18.000 millones al año, con presencia industrial en 79 países y comercial en muchos más, con 75 mil trabajadores. Con 14.500 millones de litros/año es el tercer grupo mundial en leche trabajada “y es un grupo familiar, con tres hermanos dueños de una empresa internacional, sin el concepto de multinacional”, dijo Chocho.

Fuente: Juan Samuelle  – El Observador

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos