ARGENTINA  –  El presidente de CARBAP (Confederaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa), contador y productor, lechero Horacio Salaverri, dialogó con Horacio Galliano en su programa radial “Hablemos de Campo” acerca de las últimas medidas adoptadas por el gobierno nacional para el sector lechero.-

“Hoy el tambero trata de liquidar alguna vaca vieja o algunos terneros y con eso trata de suplir lo que no le da la leche. Si esto persiste se termina descapitalizando”, dijo el presidente de CARBAP, Horacio Salaverri. El productor lechero manifestó que la dirección del gobierno es la adecuada, pero que dichas medidas (entre ellas un subsidio de 40 centavos para los primeros 3 mil lotros de leche) son apenas paliativas ya que la situación del sector lechero es “quebantosa”.
“Hay tres cuestiones a tener en cuenta. La primera: entiendo que en este marco las medidas tomadas por el gobierno primero hacen al reconocimiento de la situación, lo cual no es poco. Eso es fundamental. Hay un problema de una gravedad muy fuerte, un estado quebrantoso en el sector lechero y el reconocimiento de eso es un paso hacia adelante.En segundo lugar creo que las medidas van en el sentido correcto de tratar de paliar la crisis.En tercer lugar estos elementos paliativos no son todo lo que el tambero necesita hoy”, opinó.
El presidente de CARBAP se preguntó: “¿Ha pasado la tormenta? Hay dos o tres cosas a tener en cuenta. Primero el mercado internacional: hay que reconocer que hay una sobreoferta del mercado de leche en el mercado local. Pero, además de eso, ha habido limitaciones en la exportación de leche. Creo que la industria tiene que hacer un esfuerzo en base a una paridad cambiaria más conveniente, en base a una financiación de exportacionescon una tasa interesante. De alguna manera se empieza a tener un número razonabler de industrias para poder exportar. Tiene que aprovecharse eso y no seguir solamente con el mercado local”.
Otro de los factores fundamentales señalados por Salaverri fue la falta de equidad en la cadena de valor: “Dentro de lo que es el mercado localhay una situación muy clara: el productor recibe un promedio de 2.45, 2.55, 2.70 dependiendo del lugar donde se encuentre y la fábrica donde la remita. Si esto se coloca en la cadena de valor y en el valor final en góndola no se llega al 20%, cuando históricamente la porción en el valor final del producto era del 30% para el valor de tranquera. Hay que revisar esa cadena y fijarse quién se está apropiando de un valor que no corresponde. Esto está perjudicando al consumidor porque los valores de los lácteos son altos, y también al productor porque le han bajado el valor de la leche en tranquera un promedio de un peso en un año. Son números quebrantosos”.
El productor lechero bregó porque el gobierno se reúna con los miembros del sector primario, la industria y el sector supermercadista: “Hay que revisar cómo se compone esta cadena y quién tiene la parte mayor cuando históricamente la división era entre 3, un tercio para cada uno”.

Las medidas tomadas no alcanzan
“Indudablemente esto no está alcanzando. Esperemos que después de este primer trimestre del año empiecea mejorar la situación hacia adelante; lo que pasa es que hay mucho terreno perdido, mucho por recuperar. En cuanto a inversión, éste el trimestre más caro del año porque empieza todo lo que es pastura, todo lo que es forraje. Son tiempos complicados, debieran haber salido líneas de créditos con tasas disminuidas. Hoy tomar un crédito es una complejidad para una situación de falta de rentabilidad por parte de este sector”, expuso Salaverri.
El presidente de CARBAP agregó: “La dirección es correcta, pero esto no alcanza, es un pequeño paliativo que tal vez permita a algunos productores soportar unos 4 o 5 meses más para ver si esto puede llegar a tener algún tipo de reversión. Hay dos temas a atacar: uno es fomentar que la industria salga a buscar el comercio exterior y tratar de colocar leche afuera para no tener una sobreabundancia interna; y por otro lado rescatar los porcentajes de valor que tenía cada sector dentro de lo que es el valor final del producto”.
“Creo que se está trabajando y se ha tomado consciencia de la gravedad de la situación. Creo que es importante cuando un gobierno reconoce cómo está la situación y trata de manejarse en esos términos para salir de esto. Hay dialogo y entendimiento. Eso es importante. Habrá que seguir trabajando para buscar la salida, pero es un esfuerzo conjunto y me parece que es necesario que se siente toda la cadena de valor. Hay una parte, que es el sector minorista/supermercadista que jamás se ha sentado a tratar de encontrareuna salida. La situación quebrantosa que se vive amerita que ese sector entienda cuál es la realidad”, concluyó.

www.diarioactualidad.com