ARGENTINA  – En 2015 las exportaciones uruguayas de productos cárnicos bovinos fueron de 264.367 toneladas y las argentinas de 134.641 toneladas.
Uruguay exportó un 96% más de carne bovina que la Argentina durante el 2015 gracias al desmantelamiento de la industria cárnica instrumentado por la gestión kirchnerista.
Según publica el sitio web Valor Soja, en 2015 las exportaciones uruguayas de productos cárnicos bovinos -cortes enfriados, congelados y termoprocesados- fueron de 264.367 toneladas por un valor de 1.466,3 millones de dólares, según datos publicados por el Instituto Nacional de Carnes. La pequeña nación sudamericana tiene un stock bovino de 11,84 millones de cabezas según los últimos datos oficiales correspondientes a 2014.
El año pasado Argentina, según datos oficiales de SENASA, vendió al exterior productos cárnicos bovinos por 134.641 toneladas con un stock de 51,64 millones de cabezas. Apenas 592 toneladas de esa cifra corresponden a termoprocesados, una industria de alto valor agregado que fue liquidada por los kirchneristas. En 2015 las exportaciones uruguayas de corned beef sumaron 5.256 toneladas.
La intervención kirchnerista del mercado exportador de cortes bovinos -instrumentada en 2006 pero reforzada en 2008- junto con una sequía histórica ocurrida en 2008/09 generó una liquidación masiva de vientres que provocó el colapso de la industria frigorífica argentina. En el ciclo 2008/09 el cupo de exportación de cortes de alta calidad destinados a la Unión Europea, la Cuota Hilton, se distribuyó entre 67 plantas frigoríficas y en el período 2015/16 se repartió entre apenas 24 frigoríficos.
La pérdida de empleos, divisas y capital simbólico es sólo la parte más visible del descalabro exportador argentino. La otra cara es el default sanitario, impositivo y económico generado por la proliferación de miles de matarifes y plantas de faena municipales que operan con estándares propios de comienzos del siglo pasado.
Fuente: Edición Rural