ARGENTINA –

Frente a la alta variabilidad climática, el INTA pone a disposición del productor una serie de herramientas online indispensables para la toma de decisiones eficientes que ayudan a reducir la incertidumbre.

Información agroclimática: cuando el saber es poder

Tal como lo sostiene la popular frase “el saber es poder”, la disponibilidad de información agroclimática resulta vital entre los productores a la hora de tomar decisiones eficientes. A tal fin, el Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar cuenta con una serie de herramientas online que le permiten adelantarse a los eventos climáticos y, así, reducir la incertidumbre causada por la variabilidad climática.

Para Carlos Di Bella –director del Instituto de Clima y Agua del INTA–, “la variabilidad climática siempre existió aunque en los últimos años se intensificó.  Así, surgieron situaciones extremas de déficit y exceso de precipitaciones”.

“El punto es –detalló– que se está viendo, a escala mundial y por un efecto global, una mayor variabilidad climática entre años. Es decir, que nos movemos entre picos extremos cada vez más versátiles”.

En este sentido, destacó la importancia de poder contar con herramientas que nutran al productor de información agroclimática que, a su vez, le permitan adelantarse a los eventos climáticos y tomar decisiones eficientes que repercutan en sus actividades productivas.

Asimismo, insistió en que “los fenómenos climáticos son muy complejos cuya estimación, en términos temporales y espaciales, resulta realmente muy complicado”, por lo que siempre existe un margen de error con el que se debe lidiar.

La información, eje de las innovaciones

Si hay algo disponible en el Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar es la información. Así es que los productores cuentan con informes semanales de clima, del estado de los cultivos, pronósticos por regiones y mapas de grado de riego FET.

Asimismo, están disponibles los pronósticos de caudales en ríos, el sitio geoINTA, el sistema de información y gestión agrometeorológico (SIGA) y la herramienta de seguimiento de la producción agropecuaria (SEPA).

Esta última cuenta con una versión móvil disponible para en forma gratuita para dispositivos móviles con sistema Android. La herramienta permite conocer las características edafológicas de todas las regiones del país y obtener información actualizada y en tiempo real sobre las principales variables climáticas y el estado de vegetación de cada lugar.

Se trata de una innovación premiada por el Geospatial World Forum por considerarla la mejor aplicación del agro para teléfonos inteligentes y tabletas con sistema Android.

A todo esto se suma la información provista por la Red de Radares ubicados en el INTA Anguil –La Pampa–, Paraná –Entre Ríos– y Pergamino –Buenos Aires– con un alcance de 240 kilómetros alrededor de la antena y que juntos cubren 46 millones de hectáreas de la región Pampeana.

INTA PRENSA