URUGUAY  –  

Seguirán faltando terneros en el mercado –

Los primeros diagnósticos de gestación vacuna muestran resultados modestos de preñez. La sequía del otoño pasado, el alto porcentaje de animales sin celo al inicio del entore y un menor uso de tecnologías específicas como destete precoz llevan a que estos datos entren dentro de lo que se esperaba.

“Es muy esperable: preñeces tardías y datos iniciales por debajo de lo deseado”, señaló a Tiempo de Cambio de radio Rural Graciela Quintans, investigadora principal de INIA, responsable del Taller de evaluación de diagnóstico de gestación vacuna que se realiza todos los años en INIA Treinta y Tres.

Pero los primeros datos deben ser relativizados. En el norte se podría esperar una mejor tasa de preñez, coincidió el veterinario Santiago Bordaberry. Según explicó a Ganaderia.uy  hay muchas preñeces tardías que “van a complicar”. “Van  a haber menos terneros y más tardíos”, aseguró.

Desde el este del país el veterinario Gabriel García Pintos fue poco optimista en base a los primeros resultados. Según explicó a Ganadería.uy, los ganados fallados en la temporada anterior han mostrado buenos resultados de preñez. Los ganados de cría de “cabeza de parición” (las vacas preñadas más temprano) han mostrado resultados aceptables de entre 50%-75%. Y los ganados de “cola de parición” (vacas que se preñaron más tarde), malos resultados de preñez.

Los tres especialistas coincidieron en que hubo un menor uso de altas tecnologías que puedan hacer que los animales salgan del anestro (tiempo luego del parto durante el cual no existen suficientes niveles hormonales que permitan la ovulación) profundo, respecto a otros años, como el destete precoz o temporario.

“El rango de anestro profundo fue entre el 30% y 50% que es un porcentaje muy alto. Las inseminaciones se atrasaron todas, las vaquillonas estaban sin presentar celo al momento de las inseminaciones por lo tanto se postergaron”, dijo la investigadora de INIA.

Bordaberry señaló que el estado de los terneros no era bueno y muchos productores no arriesgaron a aplicar esas tecnologías.  García Pintos agregó que los productores no podían invertir afectados principalmente por la sequía del año pasado.

Las relaciones de reposciión favorables a la cría deben persistir. Como la baja en la faena de vacas que apuntamos como comienzo de tendencia en la columna de opinión.

 

FUENTE: BLASINA Y ASOCIADOS