Sector cárnico argentino espera recuperación en el 2017

ARGENTINA –

Estiman que el año próximo comenzará a verse el crecimiento de la faena, la producción, las exportaciones y el consumo de carne vacuna si se mantienen las actuales variables macroeconómicas.

“De sostenerse las actuales variables macroeconómicas, con un tipo de cambio alto y sin retenciones a las exportaciones del sector, el año próximo comenzará a verse el crecimiento” de la faena, la producción, las exportaciones y el consumo de carne vacuna, estima un análisis de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina.

La entidad señala que “la caída de la faena y en particular de la faena de hembras ratifica que el productor ganadero ha decidido continuar con la retención de vientres iniciada hace 13 meses”.

“A pesar de haber caído la faena, la producción de carne, el consumo interno y las exportaciones, el humor y las expectativas tanto de los productores como de los industriales, sobre todo los de exportación, se mantienen firmes”, indica el documento.

El análisis subraya que “en condiciones macroeconómicas normales este hecho generaría aumentos de precios del ganado y por consiguiente de la carne (pero) esto no ocurre dado que los consumidores en general perciben salarios de 2015 y deben consumir con precios post devaluación”.

En este escenario, el estudio remarca que “el consumo de carnes ha disminuido de manera significativa y la demanda se ha nivelado con la escasa oferta”. “Esto nos permite suponer que no habrá aumentos de precios en los próximos meses”, asegura la cámara que agrupa a productores y frigoríficos.

 

Argentina, a mediados del año pasado, obtuvo un dictamen favorable en el panel que había abierto ante la Organización Mundial de Comercio para que se permitan a las exportaciones de carne ingresar al mercado estadounidense, cerrado desde 2001 ante el brote de fiebre aftosa en Argentina.

 

Sin embargo, una vez superado el brote de aftosa local en 2007, las barreras de Estados Unidos al ingreso argentino se mantuvieron, ocasionando un daño estimado en 1.600 millones de dólares durante los 9 años de vigencia de esta restricción de acceso al mercado.

Finalmente en setiembre del año pasado, la OMC consideró que al prohibir las importaciones desde Argentina, Estados Unidos discriminó “de manera arbitraria o injustificable” entre países miembros de la organización donde “prevalecen condiciones idénticas o similares”.

Con la reapertura vigente, Argentina está en condiciones de exportar carne hacia Estados Unidos por 280 millones de dólares anuales, y de alrededor de 432 millones de dólares a Canadá y México, sus socios en el Nafta.

Así, los frigoríficos, nucleados en el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, esperan colocar hasta 25 mil toneladas por 137 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá, que podrían ampliarse a 228 millones de dólares a partir del aumento previsible para las exportaciones.

Fuente: Telam

Comments are closed.

Contactenos