Crece el consumo de lácteos en China

INTERNACIONALES –

En ese momento, la nueva clase media china (era 20% del total de la población en 2004, alcanzó a 68% en 2015, y sería 75% en 2022), que es la principal consumidora de lácteos en el país, rechazó masivamente a las marcas nacionales, a las que consideró responsables del episodio de la melanina.

El resultado ha sido que la producción doméstica dejó de crecer (entre 2008 y 2012, la producción de marcas chinas aumentó sólo 0,6% anual), y las marcas extranjeras crecieron 26,4% por año en este periodo.

La República Popular importó 619.000 toneladas de leche en polvo en 2013, y había comprado 46.000 toneladas 5 años antes. Las importaciones aumentaron 12 veces en un lustro.

En esta etapa no ha disminuido el consumo diario de leche en China, (crece a un ritmo del 7% anual) debido al surgimiento de una pujante clase media, y al auge del ingreso real per cápita.

En este período (2008-1014), el ingreso por habitante se elevó sistemáticamente por encima del PBI nominal (9,5% por año versus 6,7% anual en 2014); y la nueva clase media, cada vez con mayores recursos libremente disponibles, se volcó a la compra de productos extranjeros de marca, en primer lugar lácteos y derivados.

En estos años, la nueva clase media china descubrió fascinada los viajes al exterior, hasta llegar al año pasado a 115 millones en el exterior, la mitad a Europa y EE.UU., donde virtualmente arrasó con los lácteos de marca en los supermercados internacionales.

El consumo de lácteos en China es una novedad en términos históricos, y no integraba la dieta de la población antes de 1980. Aún hoy, el consumo per cápita es inferior a 25% del promedio mundial, y menos de 10% del nivel vigente en los países avanzados.

En los últimos 10 años, el gobierno chino ha asumido la responsabilidad de garantizar a cada niño de 1 a 6 años por lo menos medio litro de leche diaria, lo que implica más de 30% de la producción actual.

Esto sucede cuando se ha derogado la política de un solo hijo por matrimonio, y ahora se puede tener hasta dos niños en las zonas urbanas, lo que implica necesariamente mayor consumo de leche garantizada por el Estado.

Los productos lácteos se venden en China sobre todo a través del comercio por Internet, un mercado cuyo valor alcanzó a U$S 36.600 millones en 2010, lo que implica que creció 58,4% en los cuatro años posteriores a 2006.

La consultora en investigación de mercados Euromonitor estimó un alza del consumo de lácteos de 80,3% anual en 2016, con subproductos de quesos y fórmulas de leche para infantes con las mayores tasas de expansión: 152,5% y 132,5% respectivamente.

El consumo de lácteos está concentrado en los grandes centros urbanos de la República Popular y en las provincias de la zona costera desde Shenzen/Hong Kong a Shanghai, históricamente más vinculadas al exterior y donde la nueva clase media revela una preocupación cada vez más intensa por la salud y la nutrición.

La conclusión está a la vista: el eje del consumo mundial de lácteos está cada vez más en China y es una tendencia que impactará en países como la Argentina, que tiene grandes condiciones para producirlos.

http://www.clarin.com/rural/Lacteos-crece-consumo-china_0_1643235762.html

FUENTE: CLARIN

Comments are closed.

Contactenos