INTERNACIONALES  –

La firma Marfrig informó que concretó un embarque de carne congelada al recientemente abierto mercado de los Estados Unidos.

De esta forma, se habría convertido en la primera empresa brasileña en colocar carne bovina in natura en el país del Norte, tras haberse completado el trámite de habilitación para el producto proveniente del Distrito Federal y de 14 estados, área donde se asienta el grueso de la ganadería de ese país.

Cabe destacar que la aprobación del USDA al ingreso de la carne cruda brasileña fue informada en junio de 2015, en conjunto con la de la carne argentina. Sin embargo, ambos países tenían pendiente que se califiquen como equivalentes sus sistemas de control de faena por parte del organismo sanitario de EE.UU.

Este requisito se cumplió recientemente para Brasil y aún se encuentra en trámite para la Argentina.

Oportunidades

Un  dato a tener en cuenta, es que Brasil no cuenta con una cuota propia para exportar carne a EE.UU, como sí tienen Uruguay y la Argentina, de 20.000 ton cada uno.

Para ingresar en mejores condiciones, evitando pagar el 26% de arancel, Brasil puede utilizar una cuota de 64.500 ton destinada a terceros países que hasta el momento es parcialmente ocupada por Nicaragua, Costa Rica y otras naciones con exportaciones muy reducidas (Chile, Japón). También existe la posibilidad de que, como consecuencia de la competencia, Brasil pueda desplazar en alguna medida a los actuales actores, colocando una mayor cantidad de producto.

Más allá de lo que significa el acceso a los Estados Unidos, la principal expectativa es que se remuevan barreras en otros países que tampoco aceptan sus carnes como Canadá, México, Japón, Corea del Sur y Taiwán, entre otros.

Mientras tanto, la industria brasileña continúa poniéndose a punto para encarar el desafío y al día de hoy ya hay siete plantas habilitadas para producir carne para EE.UU: cuatro de JBS, dos de Minerva y una de Marfrig. Es de esperar que la lista siga ampliándose.

FUENTE: VALOR CARNE. COM