La invernada enfrenta uno de sus mayores desafíos

URUGUAY  – La relación flaco/gordo muestra en la actual coyuntura las dificultades que tienen los invernadores para competir con los corrales y la exportación en pie en un negocio que es clave para el productor de terneros –

La invernada se encuentra en uno de sus mayores desafíos y se entiende que de su viabilidad depende el negocio de la cría ganadera, en el marco de la actual relación de precios que se manejan en ambas categorías, según los conceptos que en síntesis destacó a El Observador Agropecuario el co director de consultora Apeo, Ignacio Buffa.

Resaltó el componente de relaciones y de precios de los productos, pero también un componente de gestión y de manejo de la empresa que afecta mucho. En el marco de algunos indicadores económicos y de mercados, un detalle relevante es la baja de los precios de exportación en los últimos tres años, a razón de 10% anual.

Por lo tanto, asociado a lo que es el mercado, es la variable más relevante a la que hay que seguir con más atención, porque en el corto o mediano plazo es la que se va a reflejar en menores precios para toda la cadena productiva. Esto es lo más preocupante que obliga a poner un signo de interrogación en el negocio ganadero.

El segundo punto es la exportación de ganado en pie, que posiblemente aumente en 100 mil cabezas anuales para Turquía, que subirá sus compras de 400 mil cabezas vacunas a 500 mil por año. Sumado a la baja de aranceles dispuesta por Turquía es un negocio importante para los criadores.

Por un lado, se plantea un desafío a los invernadores en la medida que la exportación de ganado en pie le pone un piso a los precios del ternero y, por otro, la carne le pone un tope a los valores de los novillos gordos, sostuvo Buffa. Señaló además que otro tema que está complicando el negocio de la invernada es el llamado “negocio cuota”, especialmente por la Cuota 481, que para muchos invernadores significó la salida de ganado a valores muy importantes que hoy tiene un signo de interrogación.

Ante una pregunta sobre la alta relación flaco/gordo, que ha llegado a 1/35, sostuvo que el piso de precios para los terneros que pone la exportación en pie, la mayor cantidad de pasto porque áreas agrícolas pasaron a la ganadería y la propia demanda de los corrales para la Cuota 481, han determinado esa relación flaco/gordo que complica mucho el negocio del invernador. Opinó que hay que analizar bien la situación, especialmente el efecto que pueda tener a la interna de las empresas.

Buffa dijo que hay una buena noticia, que lo dice la investigación agropecuaria, también Fucrea y el propio Iinstituto Plan Agropecuario (IPA), que una de las formas de lograr los mejores resultados en las empresas es producir carne. “Y esto mientras sea así es una buena noticia para los productores, porque producir carne va a ser la mejor defensa ante cualquier cambio de escenario de relaciones de precios”, remarcó el analista.

En este tipo de situaciones reiteró que la mejor defensa es aumentar los volúmenes de producción ganadera y después ver qué otras opciones puedan aparecer en el mediano y largo plazo. La única manera que se pueda mantener a esos niveles de relaciones flaco/gordo de 1/35 a 1/40 es que las invernadas del país, incluyendo a los corrales, sean muy eficientes.

Buffa sostuvo que si no se cambia la productividad de la invernada ganadera es muy difícil que en el mediano y largo plazo se mantenga la relación flaco/gordo tan elevada porque el negocio no da. Si no lo hacen esas relaciones igualmente van a tener que bajar a otros precios, porque el negocio del criador es poder colocar sus terneradas al sistema de terminación de los ganados, más allá de lo que pueda representar con todas sus oscilaciones la exportación de ganados en pie.

El consultor opinó que si fuera criador estaría muy preocupado de que al invernador le fuera bien, porque “de lo contrario a mediano plazo se me podría dar vuelta mi negocio de producir terneros, por más que haya una demanda de Turquía y de los corrales”.

Un consejo

El consultor Ingnacio Buffa recordó la observación inusual de un conferencista argentino cuando señalaba, no tan “en broma”, que “si quieren mejorar la cría de un país, hagan una jornada sobre la invernada ganadera”. En opinión de Buffa, ese concepto describe en esencia y en forma muy gráfica el enfoque de cómo mejorar estructuralmente las relaciones de precios vinculadas a la categoría de la cría ganadera de un país. Y entendió que la única manera de construir esa integración pasa por mejorar la eficiencia de las invernadas de ganado para faena.

La cifra

10% Anual. Cayó el precio de la carne en los últimos tres años, factor determinante en la nueva ecuación.

 

Hugo Ocampo – El Observador

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos