URUGUAY –

Comenzaron muy lentamente los trabajos de la cosecha arrocera, especialmente en el norte del país donde, si bien los cultivos están en condiciones de madurez para realizar la recolección del grano, el clima no ha permitido poder avanzar con esa tarea a un ritmo importante.
“Las lluvias intermitentes no permitieron formalizar la cosecha y esa ha sido la característica de los días en febrero”, dijo a El Observador Agropecuario Freddy Lago, vicepresidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA).
Explicó que esa situación ha determinado días de poca luminosidad y temperaturas que son bajas, que a esta altura del año no es lo mejor para el estado del cultivo que está formando todo su potencial de rendimiento. Esta situación está ocurriendo en las diferentes zonas del país.
En la zona este todavía faltan algunos días para iniciar la cosecha la que habrá de comenzar a fines de este mes con algunas variedades de ciclo corto. Se estima que el grueso de la cosecha se producirá a partir del 10 de marzo.

Visión comercial

Se estima que la actual cosecha, se comercializará en un mercado sin mayores variantes con relación al año pasado. Brasil, que en la zafra anterior fue un buen mercado, se espera que este año tenga una buena cosecha, lo que significará una menor demanda en sus importaciones, dijo a El Observador Agropecuario una fuente de los molinos arroceros.
México sigue firme con sus compras y existe expectativa por la situación especial en que ha quedado con EEUU, lo que puede desembocar en que mejore su posición compradora en otros países. A su vez, Perú sigue comprando muy bien los arroces de la variedad Tacuarí, en tanto con la Unión Europea (UE) se siguen efectuando negocios que pueden mejorar si prosperan las negociaciones con el Mercosur. Por su parte, Irán e Irak siguen en carrera como mercados. La compra reciente de Irán de 60 mil toneladas abre mayores expectativas de nuevos negocios con ese destino.
Por último, productores e industriales arroceros fueron invitados a participar en una reunión el jueves 16 pasado desarrollada en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), donde el ministro interino Enzo Benech recibió al empresario árabe Mohammen Al Muallem, vicepresidente de la empresa DPW Dubai Port World.
En la ocasión se manejó el eventual interés en compra de arroz, destacando la importancia de Dubai como centro comercial para el resto de los países árabes.

 

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR