Ovejeros piden bajar población de perros y cumplir tenencia responsable

URUGUAY – Un informe presentado el miércoles 8 de marzo pasado durante una reunión del Plan Estratégico Nacional del Rubro Ovino (Penro) apuntó a la elaboración de un Programa Nacional de Control de la Población Canina, a través del “diseño de una política pública enfocada en gestionar la cantidad y calidad de tenencia de canes en el país”, según el documento al que accedió El Observador Agropecuario.

 

Foto Pedro Silva

El objetivo general es “disminuir la población de perros a niveles que no representen un riesgo para el país –desde el punto de vista sanitario y económico– y diseñar instrumentos esenciales para promover su bienestar y tenencia responsable”, según el informe “Levantamiento restricciones”, elaborado por Fernanda Maldonado, asesora del Penro.

El informe, que fue presentado en la reunión del Penro, con la presencia del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, recordó que una investigación de Equipos Mori para la Comisión Nacional Honoraria de Zoonosis (CNHZ) había concluido que “en el año 2011 había 1.130.000 perros con dueño” en el país, en tanto que “para 2015 se estima que la cifra habría ascendido a 1.500.000” canes.

La asesora del Penro señaló que la superpoblación canina deriva en una situación de emergencia nacional que abarca el sistema público de salud por zoonosis, mordidas, accidentes de tránsito y laborales, afectación del medio ambiente, entre otros, en tanto que provoca daño a otros animales –como ovinos, bovinos, equinos–, lo que afecta al sistema productivo al mismo tiempo que el bienestar animal.

El informe recordó la existencia de la Comisión de Zoonosis y la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) –y sus competencias– como herramientas para lograr los objetivos de un Programa Nacional.

Con relación a los “objetivos específicos” remarcó la necesidad de que todos los perros posean un tenedor responsable; vincular el registro con la Tasa de Patente; alcanzar un nivel suficiente de castraciones; desestimular la producción; un control estricto sobre el comercio; promover acciones en educación, sensibilización y comunicación; y fiscalizar y controlar el Programa Nacional con una normativa definida.

La asesora del Penro planteó algunas interrogantes respecto a la voluntad política y los recursos para llevar adelante la iniciativa, así como la incertidumbre que generan los perros errantes.

Twitear

Maldonado subrayó la necesidad de coordinación con la Comisión de Zoonosis y pidió la implementación inmediata del registro de tenedores, así como implementar un sistema de control eficiente y discutir posibles soluciones para los perros silvestres.

Además de los perros, otra restricción que sufre el rubro ovino es la acción de los predadores, donde la asesora del Penro planteó la necesidad de la “habilitación de caza para el control” de zorros, jabalíes, caranchos y otros.

“Necesitamos sensibilizar sobre el problema y sobre la solución, y que el programa que se adopte sea parte integrante del sistema productivo ovino”, señaló la asesora del Penro.

Por último, respecto al abigeato, si bien se reconoció que las modificaciones legales ya han permitido encarcelar a delincuentes, el desafío es la capacitación de fiscales y jueces en el tema del robo de ganado.

Por otra parte, en la reunión se presentó al ministro Aguerre la Guía para la producción ética de ovinos en Uruguay y un análisis acerca de la competitividad de la cadena lanera.

 

 

PEDRO SILVA  –  EL OBSERVADOR AGROPECUARIO

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos