URUGUAY  – 

La estadística demuestra que el ganadero es un exportador –

“El ganadero es un exportador”. Con esa frase comenzó el martes pasado su disertación Jorge Acosta, gerente de Información del Instituto Nacional de Carnes(INAC), invitado a la presentación de las denominadas Carpetas verdes, 120 empresas ganaderas que monitorea el Instituto Plan Agropecuario (IPA).

Fue el comienzo de un final: todos los caminos de la producción ganadera uruguaya conducen a los mercados externos, pues desde hace 15 años Uruguay exporta 70% o más de su carne vacuna.

Acosta analizó la producción, la exportación y los precios de la carne vacuna y ovina del último ejercicio al 30 de junio pasado.

Entre los puntos mencionados en la eficiencia productiva cabe destacar que 60% de los vacunos faenados son de calidad –novillo y vaquillona–, donde la vaca es la categoría de ajuste ante variaciones de mercados, y una estabilidad en la edad media de faena de novillos, donde los de 2-4 dientes son 46% del total; de 8 dientes y más, 32%; y los de 6 dientes, 23%.

Creció el peso medio de faena en una década, con 32 kilos más en novillos y 36 kilos más en vacas y vaquillonas. El peso promedio en el último ejercicio 2016/2017 fue 520 kilos en pie los novillos (+2%) y las canales aumentaron en promedio de 271 a 279 kilos por animal, respecto al año anterior. Las vaquillonas pasaron la canal de 205 a 218 kilos.

Acosta mencionó nuevas variables: el engorde a corral fue 11% de la faena y contribuyó en su mayoría a la cuota europea 481; la exportación en pie representó 2,4% del stock en 2016; en tanto mencionó los cambios ocurridos a partir del decreto 310/16 sobre el dressing (limpieza del animal).

La faena de bovinos fue de 2,40 millones de cabezas, 12% superior al año anterior, un nivel que no se registraba desde una década atrás, en un ejercicio de alta extracción (22-23%).

Exportación y precios

Uruguay oscila entre el 6° y 8° puesto como exportador mundial de carne bovina. En el ejercicio 2016/2017, colocó 461.785 toneladas peso canal, 19% más que un año atrás, por US$ 1.562 millones, 12% superior a 2015/2016.

Se mantuvo la estructura de mercados diversificados, aunque 78% de la carne que vende Uruguay es desosada. Cada mercado tiene sus exigencias diferentes. Entre los principales China, el primer destino con 48% del total exportado, compra de todo, pero más cortes de menor valor; la Unión Europea (UE) los de más valor; Israel todos delanteros, que valen menos que los cortes del trasero; y el Nafta lleva más bloque y recortes, delanteros, asados y productos cárnicos.

En cuanto a los precios, Acosta aseguró que “no hay pronósticos de shock, ni para arriba ni para abajo”, sino que “hay estabilidad y hay que pelear cada día”. Por otra parte, dada su relevancia en el negocio, Acosta mostró que la relación hacienda/exportación estuvo 22 semanas (42%) por encima del promedio histórico, frente a 33 semanas (63%) del año anterior.

Pedro Silva  –  El Observador Agropecuario